NUEVA YORK

   ATRÁS

Sonia (comedores sociales, Septiembre 2014)

Hola Nuria,

¡qué rápido ha pasado! Perdona, al final no hemos hablado, pero ha sido tan intensa la semana.

¡Me lo he pasado genial! Qué experiencia, me ha impactado mucho y más el poder conocer NY desde otra perspectiva... El equipo de voluntarios de lujo, todos muy agradecidos y yo les decía que al revés, que las gracias a ellos por la labor que están haciendo, al fin y al cabo yo solo pude estar una semana... ¡Me habría quedado un mes! Con la coordinadora (Jen) hablé varias veces, siempre bajaba para ver cómo estaba y dándome las gracias. De la gente que iba cada uno tenía su historia, al final ya los "fijos" me conocía, era "Sonia, the girl from Spain"... Es duro, ya que a la vuelta de la calle donde está el comedor está la Quinta Avenida, ¡que ciudad llena de gente diversa!

Jen me daba también (además de toda tu ayuda) consejos para el "plan turístico" pero diferentes, sitios de la ciudad que no encuentras en una guía o a primera vista... Y el domingo me fui a una misa de gospel en Harlem (ya que estaba en el barrio estrella para ello) - otra recomendación de Jen... Ufff, sin palabras, que impacto... :) Como soy de lágrima fácil, ¡imagínate!

Podría seguir durante horas, solo decirte que muchísimas gracias por todo!!

Un abrazo,
Sonia

Irene, (Pantry con Huertos urbanos) Julio 2014

Hola Nuria!!!

Mañana será el último día en el proyecto y te quería comentar que está siendo una experiencia increíble. La verdad es que me he sentido muy bien y me siento muy satisfecha de mi trabajo allí por que he visto otra cara de Nueva York que quería conocer, y además, he contribuido a poder mejorar. Esto se está acabando…realmente me he enamorado de NY. Es una ciudad que no te acabas y tengo la sensación de que me quedarán pendientes mil cosas….así que está claro que volveré!:

El tema de la habitación se solucionó a mejor. Estoy como una reina y la anfitriona se espabiló para montarlo todo bien, con un buen colchón. Las casa es preciosa y las personas. Me porto muy bien con ellos!: Ahora comentan que el domingo iremos a tomar algo para despedirme. Son geniales!. He conocido otra chica catalana que me ha acompañado a hacer las visitas turísticas y así he podido compartir lo alucinada que estoy con otra personas.

Podría escribir sin parar de las mil cochas que he hecho aquí, de la experiencia que estoy teniendo en Nueva York, estoy eufórica (y triste, también, por que me tengo que ir!).

Hay mil cosas que sólo pasan a Nueva York, muchos me lo comentaban y no me lo creía. Ahora puedo decir que sí, que hay cosas que sólo pueden pasar aquí….

Un fuerte abrazo y pasa un buen verano!

Irene

(original en catalán. Traducido y publicado con su consentimiento)

Silvia, octubre 2013

Hola Nuria!

disculpa el retraso. Es que entre la vuelta a la rutina y un par de asuntillos familiares que he tenido que atender, no he tenido tiempo.

En general todo fue genial. Ningún problema con los vuelos , y la ciudad impresionante y con muchos contrastes. Supongo que es parte de su encanto, pero ver gente durmiendo en la calle casi al lado de tiendas de lujo es un poco fuerte. Sobretodo darse cuenta de como son ignorados como si fuese algo normal. Aunque aquí no es muy distinto pero igual allí he sido más consciente de ello.

Por lo demás, creo que me he dejado pocas "turistadas" por hacer: Subir al Top of the Rock, visita al MOMA, MET, Central Park, un musical, compras, desfile de Columbus Day, más compras... y hasta una misa Gospel en Harlem!!

De la casa ya te comenté y en el pantry muy bien. Toda una experiencia compartir su rutina, conocer realmente a los neoyorquinos más allá de los rascacielos de Manhattan, y la gente fue muy amable. Lo único es que iban un poco estresados porque durante esos días estaba la "jefa" revisando un poco los procedimientos, reorganizando tareas, etc. Parece que no estaba muy contenta con como estaba funcionando y pretendía aprovecharlo mejor. No es que tuviese ningún problema, y me parece perfecto que intenten maximizar los recursos, sólo que el personal no tenía mucho tiempo para estar enseñándome cosas.

Si que vi los huertos urbanos, de hecho pasaba todos los días por delante al ir de casa al trabajo. Pero como tú dijiste ya no se estaba trabajando en ellos.

Algunos días yo era la única voluntaria, a veces venía algún otro. Normalmente estudiantes. Y los jueves un montón. Me impactó mucho el último jueves que vino un grupo de voluntarios minusválidos. Algunos con problemas de habla o audición, pero un par de ellos con problemas de movilidad en los brazos y uno de ellos incluso en las piernas. Y ahí estaban como campeones cargando cajas de alimentos!!! De verdad, toda una lección... Además super simpáticos, todo el rato haciendo bromas. Eso sí, al día siguiente llena de agujetas!

Rosa, Agosto 2013
 
Nuria, nos ha gustado bastante la semana de voluntarias. La verdad es que nos ha dado una imagen de la ciudad diferente y más completa que si hubieramos venido solo de visita. El alojamiento estaba bastante bien, y llegar al proyecto en autobús era muy fácil. Nos hemos quedado sorprendidas de lo que ayuda todo el mundo por la calle. NY es muy interesante. También nos ha sorprendido la cantidad de voluntarios del barrio, y los voluntarios de habla hispana, se agradece un montón aunque al principio nos tuvimos que aclarar con el nombre de los productos en inglés, tanto en el Pantry como cuando ibamos a hacer la compra!.
 
Anna, Agosto 2013
 
No había pensado que hubiera a haber tantos voluntarios. El día que llegué habia toda una clase empaquetando productos de granel. El segundo día llegó el camión y descargamos (estabamos bastantes), pero los días siguientes estabamos las "fijas" al final te hacen sentir como en casa, como del barrio. Por las tardes aproveché y me apunté en unos cursillos de idioma de la biblioteca de Brooklyn. El fin de semana me dediqué a ver la ciudad e ir a un musical. No he parado y me he sentido totalmente adaptada al sistema de vida de la ciudad, que ciudad...es como una aventura de película pero de verdad!
 
Marta, Junio 2013
 
Que experiencia tan increible. La verdad es que el primer día estaba un poco desconcertada por que Claire no estaba, pero me aclaré bastante bien con mi pobre inglés. Las chicas del pantry son un encanto y se lo toman todo muy en serio. He ayudado en lo que he podido y realmente no olvidaré mis horas allí. Gracias por darme esta oportunidad.
 
Amadeu y Anna, Abril de 2013:
 
Hola Nuria.
 
 Ja hem arrivat ha estat una experiencia molt bona, altament recomenable, la Claire, ens va atendre bé i es va preocupar per nosaltres, la majoria de la gent que trevalla alli, bona gent, sobretot una noia que parlaba castella, de nom Raquel, una gran persona.
 I res més una experiencia per nosaltres recomenable.
 Una abraçada
 
Hola Nuria:
Ya hemos llegado. Ha sido una experiencia muy buena y muy recomendable. Claire nos atendió muy bien y se preocupó mucho por nosotros. La mayoría de las personas que trabajan allí son muy buena gente, sobre todo Raquel, una chica que hablaba castellano, una gran persona. Es todo...una experiencia para nosotros recomendable. Un abrazo..

 

Volunteer Recognition Interviews (BED STUY CAMPAING AGAINST HUNGER)

Janette Major – Pantry Checkout

1. What do you enjoy most about volunteering at the Bed Stuy Campaign Against Hunger?

Every time I volunteer, I get to meet new people and learn new things. I also really like learning to work with people who have different backgrounds and perspectives. Since the pantry serves such a large population and operates five days of the week, it has been possible for me to make a long-term volunteer commitment. Coming to volunteer on a daily basis means that I have had the opportunity to become a part of the team here.

2. What are some things that you have taken away from your volunteer experience?

I am learning so much about healthy eating! Being in the pantry every day has exposed me to many new ingredients and types of food, particularly fresh vegetables. I had never heard of cauliflower or asparagus before volunteering here, or about beets and how they are good for your blood because they contain lots of iron. I am also learning business skills, such as how to practice good customer service and manage large deliveries of pantry goods. Our supermarket pantry is like a business that also allows me to take care of people and meet their needs.

3. Has this experience caused you to make any changes about your own eating habits?

Yes! Now that I have learned about these healthier options, I try to incorporate them into the things that I cook at home. For instance, I like to prepare brown rice instead of parboiled white rice. I use brown rice in dishes that I’ve always made, like peas and rice, and now with more veggies like kidney beans and sweet peppers. I even find myself snacking on celery sticks!

Jénae Joseph – Green Teen

Jénae Joseph is a sophomore at Hunter College, majoring in Nursing. Here’s what she had to say about her experience volunteering with the Green Teens in the BSCAH Urban Farm:

1. What do you enjoy most about being a Green Teen?

I feel strongly committed to the overall purpose of the BSCAH Urban Farm: Creating and sustaining a community garden to feed people who cannot afford to purchase fresh produce. I am also driven by the fact that growing food locally is better for the health of the environment.

2. What is the most difficult job of a Green Teen? The easiest?

Composting is definitely the most difficult. It is a long process with many steps: You have to remove the spoiled produce from plastic bags, chop it into small pieces with a shovel, leave it in buckets to begin decomposing, and then move it to the compost bins. This is when you start to find lots of bugs and maggots! Next you have to layer the compost with peat moss and turn it with a shovel every week until it is ready to be spread in the garden. It can get stinky, and it is hard labor shoveling all that dirt! But it is also rewarding to see produce that would otherwise go to waste, instead turned into something that supports the growth of more food. The easiest thing is harvesting, because you get to see the result of all your work.

3. What have you taken away from your experiences as a Green Teen?

My own eating habits have changed as a result of volunteering on the Urban Farm. I used to eat a lot of fast food, but I don’t anymore. I’ve lost weight, and I try to use what I’ve learned to encourage others to make healthier choices. I moved to the United States from Guyana in 2009, and when we lived in Guyana my mom stayed at home and always prepared home-cooked meals. After we moved, she worked a lot and we lost touch with our family’s tradition of cooking and eating healthfully. Working on the Urban Farm is what inspired me to return to that tradition, and to combine it with my new knowledge about vegetables and their nutritional benefits. For instance, my mom and I prepare lots of eggplant dishes, but now I tell her to keep the skin instead of peeling the eggplant, because that’s where most of the nutrients are!

Aliyah McIntosh – Administrative Volunteer

1. Why did you get involved as a volunteer at BSCAH? What do you enjoy most about it?

My mom used to shop at the pantry, and I wanted to volunteer so that I could give back to the community. Now I provide administrative support in the BSCAH office on a full-time basis. I often get to interact with friendly pantry customers, and I enjoy that the most. I am glad that I can apply my natural organizational skills to help BSCAH and the community.

2. What is something interesting about being a volunteer in the office?

The pace changes a lot! On some days, there are not as many customers, but there is always more work to accomplish. When I’m not busy helping customers through our computer intake process, I have other responsibilities like data entry and record filing. During the time around Thanksgiving, on the other hand, it is unbelievably busy. There are long lines, and I have to move quickly to get everything done, while still making sure to enter information correctly and treat our customers with the same level of courtesy and attention.

3. What have you taken away from your volunteer experience? How will you apply the skills and knowledge you have gained at BSCAH in the future?

Volunteering at BSCAH has taught me how to be patient with people. I am starting school at the Borough Manhattan Community College in January, and would like to pursue a career in early childhood education. Being patient will be very important in that career. Volunteering at BSCAH also gives me more insight about some of the struggles that kids might be facing at home.